Nuestra historia

La Asociación de Comerciantes de la Zona de Martín de Azpilcueta es una entidad sin ánimo de lucro que engloba a los empresarios del comercio, la hostelería y los servicios de la calle Martín de Azpilcueta y su entorno.

Esta entidad nace en el mes de abril de 1997 con vocación de ser una entidad de promoción territorial, es decir, el tejido comercial, hostelero y de servicios de Martín de Azpilcueta y San Alberto quiso ser el protagonista del impulso de la zona y ofrecerse a los clientes como un centro de comercio en el corazón del pamplonés barrio de San Juan.

Actualmente somos una zona con PERSONALIDAD PROPIA, con un AMPLIO MIX COMERCIAL, CON ESTABLECIMIENTOS DE GRAN CALIDAD Y “CON MUCHO OFICIO”, es decir, con profesionales del comercio, la hostelería y los servicios que tratan de ofrecer día a día calidad, precios competitivos y una gran experiencia a la hora tanto de aconsejar y resolver las dudas del cliente como de proporcionar una gran asistencia posventa.

Disponemos de un ENTORNO AMABLE Y CUIDADO y en el que el cliente puede pasear, descansar en los bancos y emprender una charla con vecinos o amigos; los locales de hostelería disponen ahora de terrazas en vía pública, en las que se disfruta de la vida en la calle, o se descansa tras hacer algunas compras; y disponemos de ZONA DE APARCAMIENTO para que se pueda llegar hasta la puerta misma de los establecimientos a realizar las compras.

Pero todo tiene una causa y su propia historia.

Allá por el mes de junio de 1962 se entregaron las llaves de las primeras viviendas de la Cooperativa de Vecinos San Alberto.

Por aquel entonces el actual barrio de San Juan se perfilaba como el tercer ensanche de Pamplona, pero la realidad es que había casas, casi todas con huerta, en la década de los 50 se habían construido las conocidas como Casas de Eguaras, y lo que predominaba eran las fincas de cultivo y alguna explotación ganadera.

En los locales de las viviendas de la Cooperativa de Vecinos San Alberto fueron asentándose talleres que en algunos casos continúan con su trabajo en la actualidad, como la Cristalería Iralde o la Carpintería Aranguren, ahora Carpintería Ebanistería Donibane, pero también fue asentándose una serie de establecimientos comerciales y hosteleros que en muchos casos continúan prestándonos sus servicios, la Farmacia Sola, la Carnicería Irure, Turumbay, el Bar Etxebe, Norma, Frutos Trópico, la actual Bodega Ganuza …

En muchos casos establecimientos que permanecen dentro de la misma familia que los fundó como la familia Lizarraga, que en 1963 instaló un negocio de droguería y pinturas, ahora Perfumería Lizarraga, en el que disponían de pintores profesionales, la familia Mena que abrió la Mercería Sagrario, la primera mercería de San Juan, y en cuyo local posteriormente abrieron Foto Mena, o la Droguería Redín, que desde aquí ha llevado a cabo su expansión a otros barrios de Pamplona.

La zona disponía ya en sus primeros años de vida de una amplia variedad de locales comerciales. Estaba sembrada la semilla de una calle eminentemente comercial.

Una zona tan concreta supuso ya atracción suficiente para otros muchos clientes que provenían de otros barrios de Pamplona, pero también para otros muchos emprendedores que buscaban locales para implantar sus negocios.

De esta forma, y como un acto más derivado del espíritu de unión y superación, en 1997 un grupo de once establecimientos implantados en la Calle Martín de Azpilcueta y San Alberto Magno constituyeron la Asociación, la Asociación de los Comerciantes de la Zona de Martín de Azpilcueta, de ahí su nombre.

En muy poco tiempo la implantación de la Asociación en la zona rondaba el 80% del tejido comercial, hostelero y de servicios, porcentaje que a pesar de los diferentes cambios económicos se mantiene en la actualidad. Y con los años lo que hemos hecho ha sido tratar de fortalecer la zona comercial con un espíritu de servicio a nuestros clientes.